Cargos por Marihuana en Houston, Texas

Importante:

A pesar de los obvios beneficios médicos de la marihuana; sigue siendo completamente ilegal en el estado de Texas, así como bajo la ley federal. En Texas, la marihuana medicinal no se reconoce como una opción de tratamiento válida para ninguna enfermedad. Además, la marihuana también es ilegal según la ley federal y se considera una droga de categoría I sin usos médicos según la Ley de Sustancias Controladas (CSA) (21 U.S.C.§ 811).

¿Cómo se define la marihuana en la ley de Texas?

El cannabis, a veces llamado pasto o hierba, se define en el Código de Salud y Seguridad §481.002 (26), que establece que cualquier compuesto, fabricación, derivado, sal, mezcla o preparación de la planta Cannabis Sativa L. se considera marihuana.

¿Cuáles son los asuntos penales graves que pueden resultar del uso recreativo, la posesión o el cultivo de cannabis en Texas?

  • Posesión de marihuana
  • Tráfico de marihuana
  • Posesión de parafernalia
  • Delito menor de posesión de marihuana
  • Posesión de marihuana como delito grave
  • Cultivo de marihuana / Casas de cultivo
  • Venta o distribución de marihuana
  • DWI con marihuana

Nota: Estar en ciertas zonas libres de drogas, como una escuela pública o privada, podría aumentar aún más las penalidades.

¿Cuáles son las penalidades por posesión de marihuana?

Si arrestan a una persona por posesión de marihuana o parafernalia de drogas (como papel de fumar, pipas, etc.), podría enfrentar algunas penalidades graves. El tipo de castigo que se le imponga depende de la cantidad de droga que se le acusa de posesión. Si la persona poseía una gran cantidad de marihuana al ser arrestada, el Fiscal de Distrito puede acusarla de posesión con intención de vender, lo cual es un cargo agravado. La sección 481.121 de las Leyes de Sustancias Controladas de Texas declara ilegal que cualquier persona posea marihuana a sabiendas. Según el Código de Procedimiento Penal de Texas, las sanciones típicas por posesión son las siguientes:

  • Posesión de parafernalia – Delito menor Clase C, con una multa de $500;
  • Posesión de 2 oz. o menos – Delito menor Clase B, que somete al acusado a 180 días de cárcel y una multa de $2,000;
  • Posesión de 2 a 4 oz. – Delito menor clase A, lo que significa que podría enfrentar hasta un año de cárcel y una multa de $4,000;
  • Posesión de entre 4 oz. y 5 libras – Delito grave en la cárcel estatal, con un castigo de entre 180 días de cárcel y 2 años de prisión más una multa de $10,000;
  • Posesión de 5 a 50 libras – delito grave de tercer grado, con un castigo de 2 a 10 años de prisión y una multa de $10,000;
  • Posesión de entre 50 y 2,000 libras – Delito grave de segundo grado, lo que significa que la persona acusada podría ser sentenciado a 2-20 años de encarcelamiento y una multa de $10,000; o
  • Posesión de más de 2,000 libras – Delito grave de primer grado, con un castigo de 5 a 99 años y una multa de $50,000.

¿Cuáles son las penalidades por distribuir marihuana?

La persona aún puede ser acusado incluso si la distribución no resultó en dinero o algo de valor. El delito también puede incluir el uso de otra persona para entregar la droga o dejarla en un automóvil para que la recojan en un lugar específico.

  • Obsequio de ¼ de oz. o menos – Delito menor Clase B, que somete al acusado a 180 días de cárcel y una multa de $2,000;
  • Venta de parafernalia – Delito menor Clase A, que resulta en 1 año y cárcel y una multa de hasta $4,000. Si el comprador era menor de edad, al menos 3 años más joven que el vendedor, entonces la venta es un delito grave en la cárcel estatal y el castigo es de 180 días a 2 años de prisión y una multa de $10,000;
  • Venta de ¼ de onza de marihuana o menos – Delito menor de Clase A, que somete al acusado a hasta 1 año de cárcel y una multa de $4,000;
  • Venta de ¼ de onza a 5 libras – delito grave de cárcel estatal, que resulta en 180 días a 2 años de prisión y una multa de $10,000;
  • Venta de 5 a 50 libros – delito grave de segundo grado, con un castigo de 2 a 20 años de encarcelamiento y una multa de $10,000;
  • Venta de 50 a 2,000 libras – delito grave de primer grado, con 5-99 años de prisión y una multa de $10,000; y
  • Venta de más de 2,000 libras – delito mayor, con una sentencia mínima obligatoria de 10 a 99 años y una multa de $100,000.

¿Qué implicaciones tiene conducir bajo los efectos de la marihuana?

Texas no tiene un cuerpo legal separado para conducir bajo los efectos de la marihuana. Aquellos arrestados por conducir bajo la influencia de marihuana serán acusados y sentenciados como si estuvieran conduciendo en estado de ebriedad (DWI). Para determinar la cantidad de fármaco en el sistema de la persona, es posible que deba someterse a una prueba química de orina o sangre.

Por una primera infracción, la pena incluye un mínimo de 72 horas en la cárcel; una multa hasta $2,000; servicio comunitario; un programa educativo obligatorio de DWI; y una suspensión de la licencia de 90 días a un año. Por delitos posteriores, la pena puede incluir hasta diez años de prisión, así como multas y servicio comunitario.

Bajo el Código de Transporte de Texas §78, DWI también es una ofensa con recargo. Esto significa que el acusado se verá obligado a pagar un recargo, aparte de las multas anteriores, todos los años durante los tres años siguientes a su condena. Por la primera infracción, el recargo es de $1000 al año. Para delitos posteriores, el recargo es de $2000 al año.

¿Posibles defensas si una persona ha sido arrestada por delitos relacionados con marihuana?

  • Registros e incautaciones ilegales
  • Orden de registro no válida
  • Falta de posesión: Podría ser posible demostrar que, aunque se encontraba en un área donde había una droga y era accesible para la persona, ésta no la poseía.

¿Qué es la Ley de Timbre de Impuestos sobre la Marihuana?

La mayoría de las personas no se da cuenta de que Texas exige que las personas que consuman marihuana paguen impuestos sobre la droga, a pesar de que es ilegal. Esto significa que quienes poseen marihuana deben comprar estampillas de impuestos y colocarlas en los paquetes que contienen la droga. Quienes no lo hagan pueden ser procesados por separado, de conformidad con el Capítulo 159 del Código Tributario.

El impuesto a la marihuana es de $ 3.50 / gramo. El impuesto no se aplica a las personas que posean menos de 4 onzas de la droga. El incumplimiento de la Ley de Timbres Tributarios es un delito grave de tercer grado, que resulta en una multa del 200% del impuesto.

Octavio Rivera Bujosa

El abogado Octavio M. Rivera Bujosa es el primero en señalar que las claves de su éxito profesional parten de su origen y de los extraordinarios abogados litigantes que la vida le ha dado la oportunidad de conocer y aprender. Octavio nació en Zaragoza, España y es natural de las montañas de Utuado, Puerto Rico, donde creció escuchando anécdotas del gran abogado criminalista de esa época: Don Tomás Torres Cortés. Octavio es ciudadano americano, español y boricua de corazón. [Leer Mas]
google icon
Rivera Y Bujosa Law Offices
4.9
Based on 116 Reviews